jueves, 8 de septiembre de 2016

Álbum | Britney Spears - Glory | Reseña


1. Invitation
4. Man on the Moon
5. Just Luv Me
8. Slumber Party
9. Just Like Me
10. Love Me Down
11. Hard To Forget Ya
12. What You Need
Deluxe
13. Better
14. Change Your Mind (No Seas Cortés)
15. Liar
16. If I'm Dancing
17. Coupure Électrique



Britney Spears demuestra porqué no podemos perder la fe en ella, después del poco interés que mostró con su pasado álbum "Bitney Jean", la princesa del pop ha vuelto con todo y está vez en enserio. Britney ha lanzado "Glory", que para muchos era un título ambicioso, si el álbum resultaba ser una colección de bombazos discotequeros, eso sí, muy atractivos, pero sin alma. 
Con "Glory", se re-encuentra con la chica de "In The Zone" (2003), la misma que empezó a componer y tomar el control creativo de su música, que aprendió alguna que otra cosa de su vanidoso y siempre aclamado hermano mayor "Blackout" (2007).
Con su noveno álbum de estudio regresa sin mascaras, sexy, curiosa, vulnerable y relajada. Puede que temas como "Till The World Ends" del 2011 sean estupendos, pero no son lo que en realidad busca expresar Britney a través de la música.

El álbum inicia con "Invitation", el mejor tema de apertura que ha habido en sus discos, no estamos diciendo que "Womanizer" o "I'm a Slave 4 U" estuvieran mal, pero no reflejaban lo que íbamos a encontrar en el álbum, algo que en "Glory" salió de maravilla. La delicada voz de Britney y la meticulosa producción nos dan una idea de cómo será el álbum, que inicia con temas suaves, hasta llevarnos a una fiesta, que en la versión deluxe, regresa a la calma, como la mañana después de la parranda.

El track número 2 es "Make Me", la única colaboración del álbum junto al rapero G- Eazy, sin tener en cuenta su desastroso vídeo, ésta es una de las mejores canciones que ha lanzado en su carrera, salió de la zona de confort para mostrarse más real, su voz suena natural, un estribillo enganchador y una producción detallada, que con suerte llevarán a la canción a subir en las lista de popularidad en las próximas semanas.

Después nos encontramos con "Private Show" y "Man On The Moon", la primera es un tema experimental y la segunda es especial para sus fans más leales, la Britney de los primeros años regresa en una canción medio-tiempo que fusiona los años 2000 y 2016, dando como resultado uno de los mejores temas del álbum.

Con "Just Luv Me", una de las favoritas de fans y expertos, Britney nos muestra su lado más intimo y vulnerable, donde se hacen evidentes sus inseguridades y necesidades, para después llevarnos a "Clumsy", donde empieza la fiesta; ésta canción fue escogida como tema proporcional  y nos deja con un sentimiento agridulce, parece que muchas ideas colisionaron en una misma canción y el resultado no fue el mejor. La fiesta continúa con "Do You Wanna Come Over?", uno de los temas que más popularidad ha ganado, no precisamente por su genialidad, sino porque es el punto seguro de Britney, una canción animada, con una base dance, que perfectamente podría encajar en el álbum "Femme Fatale" del 2011, no está mal, pero en comparación con las demás canciones que presentan un lado poco explorado por la cantante, no aporta mucho al álbum.
La fiesta llega a su climax con "Slumber Party", una canción que pide a gritos ser el segundo sencillo, donde regresa la influencia de reggae que ya conocíamos en canciones como "The Hook Up" del 2003.

La fiesta empieza a perder fuerza con "Just Like Me" y "Love Me Down", dos canciones con una producción que mezcla sonidos e instrumentos poco comunes, que suenan muy bien junto a la comprometida voz de Britney, que parece estar sintiendo cada una de las palabras que canta. 

La versión estándar termina con "Hard To Forget Ya" y "What You Need", dos canciones que nos dejan listos para lo que viene en la versión deluxe, unos de los temas más extraños y fascinantes de su carrera. Es una lástima que el lado más experimental de Britney haya quedado sólo para la edición deluxe, empieza con "Better", que mezcla la icónica voz de la cantante con los sonidos orientales que pusieron de moda Major Lazer el año pasado. Es probable que "Change Your Mind (No Seas Cortés)", jamás llegue a ser un sencillo oficial y es una lástima, es una de las canciones más interesantes de su repertorio, donde se mezclan los sonidos flamencos con una tentadora Britney, que por primera vez pronuncia una frase completa en español en una de sus canciones.
Con "Liar", Britney se reencuentra con la música de su natal Luisiana, el country se hace presente en "Glory" a través de ésta canción, que te hace imaginar a la artista en medio de una película western.  "If I'm Dancing" es un viaje por sonidos alternativos, sería el "Bitch I'm Madonna" del álbum en cuanto a la producción. "Coupure Électrice", la canción más extraña de toda su carrera cierra "Glory" con broche de oro. No sabemos si Britney pronuncie bien, o si la letra está bien escrita, pero por primera vez canta una canción completa en otro idioma, en francés.

Britney nos deja claro que éste es uno de los trabajos más especiales de su repertorio, que confirma porqué su corona en el pop sigue firme en su cabeza y sus ganas de seguir haciendo música no se han esfumado, éste posiblemente sea el regreso que todos esperábamos, pero como la misma cantante dijo no es ningún regreso, sólo una nueva etapa personal y profesional, que refleja su estabilidad emocional y física, algo que el fondo es lo que en realidad importaba.


Glory en Spotify





Canciones recomendadas: Make Me, Man on the Moon, Just Luv Me, Slumber Party, Better, Change Your Mind (No Seas Cortés, Coupure Électrique.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada